Skip navigation

DSCN6430Según el mito de Prometeo, los dioses del Olimpo le ordenaron a los hermanos Prometeo y Epimeteo que repartieran facultades naturales entre los seres vivos (fuerza, tamaño, garras, velocidad, posibilidad de volar, pelambre como protección contra las inclemencias del tiempo, etc.); pero Epimeteo que las repartió, se olvidó del hombre, que quedó desnudo, descalzo, desprovisto de medios de defensa, es decir privado de todo lo que le posibilitara sobrevivir. Frente a este hecho, y para evitar la extinción del ser humano, Prometeo decidió remediar la desafortunada repartición y robó del Olimpo el fuego (de Zeus) y con el fuego el saber técnico (de Atenea), dándoselos en dono a los hombres, lo que provocó la indignación de Zeus que temió que los hombres se convirtieran en dioses, y castigó duramente a Prometeo.

Basándose en este mito hoy se habla de una visión prometeica, que postula la tecnología como colaboradora del hombre, es decir puesta a su servicio, y en este sentido nosotros la asumimos.

texto completo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: